La Sala de la felicidad

  • Recuperación del ch'i: cuando te sientas cansado (la boca está seca), presiona el área de la boca entre las encías y el labio superior (justo debajo de la nariz) con la punta de la lengua. Esto produce saliva. Traga esta saliva ya que está llena de ch'i.
  • No voy a estar contigo mucho tiempo. Soy un hombre viejo y pronto moriré. Pronto, muy pronto, me habré ido. El tiempo es muy precioso. Solo vengo aquí cuatro horas más o menos por semana. Entonces, todas las cosas que te digo son las que son de gran valor. Cosas que me gusta contarte. No tengo ninguna razón para darte palabras falsas. El tiempo es precioso, por eso te digo cosas preciosas. Tienes que subir a mi nivel. Pronto, moriré, y si alguno de ustedes es golpeado, ustedes que han sido mis alumnos, me retorceré en mi tumba. Tendrás que defender mis enseñanzas. Puedes hacer esto creyendo lo que digo como verdad. Recuerda esto: no está en el poder. Está más en el conocimiento. Este conocimiento te permitirá superar a aquellos que son más grandes, más fuertes y más poderosos. Debes creer este conocimiento, que es t'ai-chi ch'uan. No tengo ninguna razón para engañarte con falsas palabras.
  • Desde hace 53 años no he descansado. Me he movido como las estrellas en los cielos. Como un reloj o una rueda.
  • Todas estas correcciones y ajustes minuciosos y detallados son absolutamente necesarios. Los entenderás a medida que vayas mejorando. Son muy necesarios para el flujo de ch'i.
  • Lo que buscas es el espacio entre la relajación y la tensión.
  • Te hablo de uno de tus hermanos que era muy bueno en t'ai-chi ch'uan. Un tipo muy talentoso que después de seis meses se volvió muy bueno. Nadie podía tocar su sombra. Pero él renunció. Incluso cuando volví a Taiwán no vino a verme. Entró en el negocio de importación de textiles y todo lo que pudo ver fue el signo del dólar. También te hablo de otro hermano, que pasó la mayor parte del tiempo estudiando literatura china y t'ai-chi ch'uan. Buscaba a hombres sabios, sin importar cuán lejanos y remotos estuvieran.
  • Una persona que lo haga guiará a la otra. Debemos apoyar a aquellos que lo poco a poco lo están haciendo. Debemos apoyarnos unos a otros.
  • ¿Qué es la felicidad? No hablo de placeres fugaces y transitorios: buena comida, licor, camaradería, amor y una bella doncella. Soy un hombre viejo y mis amigos se han vuelto viejos. La vida todo sucede en un instante. En un momento todo se ha ido. Puedo moverme, puedo pensar. Mi corazón y mi cabeza trabajan juntos. Entonces envejezco. No puedo ni ver ni oír. El potencial que el cielo me dio se ha ido. No dejes que el potencial que el cielo te ha dado degenere rápidamente. Deja que se propague a lo largo de tu vida en lento declive. La felicidad de la que hablo nos la da el cielo. Si lo propaga a lo largo de su vida, verá y escuchará incluso en su vejez. Hablo de una felicidad larga y eterna. Esta felicidad duradera debemos desarrollarla y perseverar. Cuando nos enfermamos, esta felicidad nos ayudará a recuperarnos. Cuando estemos abajo, esta felicidad nos ayudará a levantarnos. Esta felicidad nos rejuvenecerá cuando estemos cansados. Este estado de larga felicidad es la salud. Esta felicidad nos evitará la enfermedad, el dolor y la enfermedad. La salud es la fuente de la felicidad constante.
    Debemos tener verdad y sinceridad entre nosotros. Debemos tener verdaderas emociones y sentimientos. Cada vez que alguien nos dice que estamos equivocados, debemos escuchar y corregir de inmediato. Debemos tener igualdad y franqueza. Al hacerlo, encendemos los principios de la salud.
    Activar la salud es como activar un dragón enrollado en las nubes.
    Con un gran trabajo, todos los días, podemos llegar a ser fuertes y autosuficientes.
    Sé como un pez en el agua: Él está nadando constantemente, muy feliz, y nunca está muriendo.
    En las montañas Tai, Confucio se encontró con un hombre de 90 años. El anciano estaba tocando la cítara y estaba muy feliz. Confucio preguntó: ¿Por qué estás tan feliz?. El viejo se rió. Oh, tengo muchas razones para ser feliz. Hay muchos animales y seres vivos en la tierra, pero ningún ser vivo es tan valioso como un ser humano. Eso me hace feliz. Soy un hombre. ¿No es esa una fuente de felicidad? Algunas personas nunca ven el sol o las estrellas en el cielo. Algunas personas mueren cuando chupan el pecho de su madre. Pero yo, tengo 90 años. ¿Por qué no debería ser feliz?. Confucio se echó a reír.
  • Última palabra: Entonces, cuando tengas que irte, no te resistas.

(*) Esta es una traducción espontánea de la charla del profesor Cheng. Una versión más formal y editada está disponible.

17/03/1973

por Bataan Faigao 

Creative Commons License
The Wisdom of Beautiful Whiskers by Bataan Faigao is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.
Based on a work at http://www.rockymountaintaichi.com/wisdom/.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional

Original:

https://www.rockymountaintaichi.com/41-t...

 

Publicaciones, Artículos y Escritos

Próximos Eventos y Actividades

De Vie, 15/11/2019 hasta Dom, 17/11/2019 ¡ Os esperamos en: Bejar (Salamanca). Santuario de Nuestra Señora del Castañar. !
De Lun, 16/09/2019 hasta Vie, 31/01/2020 ¡ Os esperamos en: Parque del Carmen, Logroño (La Rioja) !