Curriculo de Taichi del método del Profesor Cheng Man Ching

Mantenemos un compromiso completo con la transmisión tradicional del sistema de Taichi Yang del Profesor Cheng Man Ching a través de nuestra conexión directa con Wolfe Lowenthal y su escuela Long River Taichi Circle, siendo Long River Taichi España una rama perteneciente a la estructura de esta escuela y compartiendo nuestro crecimiento con otras ramas de la misma, con todos nuestros compañeros escoceses, franceses, checos, holandeses, estadounidenses, ingleses y todas las escuelas que forman parte del gran legado del Profesor.

La Sala de la Felicidad. Dedicatoria del profesor Cheng Man Ching.

Cheng Man Ching  Retrato

Que la alegría imperecedera se reúna en esta sala. No la alegría de un banquete suntuoso, que desaparece cuando nos levantamos de la mesa; ni aquella que la música produce sólo por un tiempo limitado. La belleza y una cara bonita son como flores; florecen por un momento y después mueren. Incluso nuestra juventud se escabulle rápidamente y desaparece.

Referencias de investigaciones sobre beneficios de la práctica de taichí

Además de ser un arte de autodefensa, las investigaciones actuales indican que el T'ai Chi Ch'uan es un ejercicio cardiovascular moderado. La práctica de T'ai-Chi Ch'uan puede mejorar el equilibrio, reducir las caídas y aumentar la fuerza de las piernas. También reduce las hormonas del estrés, mejora la función respiratoria e inmunológica y promueve el bienestar emocional. Un resumen de la investigación se puede encontrar en (Sandlund y Norlander, 2000). Y más específicamente en las referencias que siguen:

¿ Porqué hacer taichi ?

Mi amiga Margaret lo llamaba “este pequeño ejercicio”. No despertará interés. Muchos lo verán como una pérdida de tiempo. En un mundo frenético, es sosegado. Rodeado de tumulto, es silencioso. Mientras todos ansían más productividad, te enseña lo poderoso que es ser inútil. Nos hemos impuesto la obligación de exigir a todo un resultado. Incluso a nuestro cuerpo, y lo queremos más delgado, más musculado, más adecuado al perfil de redes sociales en el que fingimos vivir.